Fotografía inmobiliaria: consejos prácticos para fotógrafos aficionados

La fotografía inmobiliaria es una forma de mostrar y vender las propiedades que se ofrecen en el mercado, ya sean casas, pisos, locales, etc. Para hacer una buena fotografía inmobiliaria, no solo hay que tener una cámara y un trípode, sino también saber cómo aprovechar la luz, el espacio y los detalles de cada inmueble. En este artículo, te voy a dar algunos consejos prácticos para que puedas hacer fotografía inmobiliaria como un profesional, aunque seas un aficionado.

  • Usa un objetivo gran angular. Un objetivo gran angular te permite captar más campo de visión, lo que te ayuda a mostrar mejor el tamaño y la distribución de las habitaciones. Además, crea una sensación de amplitud y profundidad, que hace que las propiedades se vean más espaciosas y luminosas. Eso sí, ten cuidado de no distorsionar demasiado las líneas rectas o las proporciones, y de no incluir elementos indeseados en el encuadre. Algunos de los mejores objetivos gran angular para fotografía inmobiliaria son el Canon EF-S 10-18mm f/4.5-5.6 IS STM[^1^][1], el Nikon AF-P DX NIKKOR 10-20mm f/4.5-5.6G VR[^2^][2] o el Sigma 10-20mm f/3.5 EX DC HSM[^3^][3].
  • Aprovecha la luz natural. La luz natural es la mejor aliada para hacer fotografía inmobiliaria, ya que aporta calidez, claridad y realismo a las imágenes. Por eso, debes elegir la hora del día en la que la propiedad reciba más luz, y abrir las cortinas y las ventanas para que entre la mayor cantidad posible. También debes evitar los contraluces y los reflejos, y ajustar la exposición y el balance de blancos para que los colores se vean naturales y equilibrados. Si la luz natural es insuficiente o irregular, puedes usar un flash o un reflector para rellenar las sombras o suavizar la luz.
  • Cuida la composición y el ángulo. La composición y el ángulo son dos aspectos clave para hacer fotografía inmobiliaria, ya que influyen en la percepción y el interés de las imágenes. Debes elegir una composición que sea simple y ordenada, que no tenga elementos distractores ni espacios vacíos, y que siga alguna regla básica, como la regla de los tercios, la simetría o la diagonal. También debes elegir un ángulo que sea favorecedor y que muestre lo mejor de cada habitación, evitando los ángulos que la deformen o la oculten. Lo ideal es que el ángulo sea ligeramente picado, es decir, que la cámara esté un poco más alta que el nivel de los ojos, y que apunte hacia abajo.
  • Presta atención a los detalles. Los detalles son los que hacen que una propiedad se vea más atractiva y personal, y que transmitan una sensación de confort y calidad. Por eso, debes prestar atención a los detalles que puedan resaltar las características o el estilo de la propiedad, como los muebles, los accesorios, las plantas, las obras de arte, etc. También debes prestar atención a los detalles que puedan restar valor o atractivo a la propiedad, como el desorden, el polvo, los cables, las manchas, etc. y eliminarlos o disimularlos.

Estos son algunos consejos prácticos para que puedas hacer fotografía inmobiliaria como un profesional, aunque seas un aficionado. Recuerda que la fotografía inmobiliaria es una forma de mostrar y vender las propiedades, pero también de aprender y mejorar. Solo tienes que encontrar el objetivo, la luz, la composición, el ángulo y los detalles que mejor se adapten a cada inmueble, y hacer fotografía inmobiliaria con confianza y calidad. Espero que te haya gustado esta entrada de blog y que te haya sido útil. ¡Hasta la próxima!

 

Para obtener más información sobre cómo realizar un reportaje fotográfico inmobiliario, u otro tipo de reportajes fotográficos como de casas rurales, apartamentos turísticos, negocios o locales, para ventas o alquileres, promociones o reformas, un reportaje de vídeo inmobiliario, u otro tipo de reportajes de vídeo, o videográfico, como de casas rurales, apartamentos turísticos, negocios o locales, para ventas o alquileres, promociones o reformas, un reportaje fotográfico de producto, u otro tipo de sesiones fotográficas como pueden ser con o sin modelo, de artículos pequeños, medianos o grandes, realizadas en nuestro estudio o en su ubicación, o la edición de las imágenes en remoto, un reportaje fotográfico de estudio, u otro tipo de reportajes fotográficos como de exteriores o de grupos, un reportaje de evento, u otro tipo de reportajes como de cenas de empresa, despedidas de solteros, eventos deportivos, obras de teatro, representaciones, estrenos, galas, orlas o de cualquier tipo de grupos ya sea interior o exterior, no dude en ponerse en contacto con nosotros contacto@milofotografia.com.

Milo Fotografía

Comments (0)